Orientación, recompensa, paciencia… son los métodos que uso en el adiestramiento. Un perro educado es un perro sano y feliz y te hace la vida más fácil.

Los programas de adiestramiento varían según el grado al que quieres que llegue tu perro: que se siente, se tumbe y se quede cuando tú se lo pides, que no sea agresivo con otros perros o con personas, que no se coma cosas en la calle etc. Con la ayuda adecuada se pueden corregir todos los problemas.

Es importante tener en cuenta en el resultado del adiestramiento la edad, la raza y el carácter. Lo mejor es que se empiece a una edad temprana, entre los 3 y 4 meses, pero a un perro se le puede adiestrar a cualquier edad.

Ponte en contacto conmigo y vemos en qué te puedo ayudar.

Anuncios